Moral, Alejandro Rubio (2021)

Para empezar. Un tema. La moral. El bien y el mal. Uffff. Las fauces horrendas del caos se abren ante mí. Mi mente se pone negra. Rápido, tírenme un motivo. El amor de una madre por su hijo es bueno. Esto es algo, es un principio, me siento más lleno de aire. Goza el bebé prendido a la teta con el culito bien limpio. Mueren de ternura todos los que reciben fotos: es un sentimiento universal. Eterno. ¿Eterno? Eterno. Pasemos a otra cosa. El amor de un padre hacia su hijo. Es más difícil. A papá no se lo toca, para qué sirve papá, yo quiero estar con mi mamá: aparece el mal. Todo esto dentro de lo psi-co-ló-gi-co. La moral es una cuestión psi-co-ló-gi-ca. Mal y bien dentro de mi cabeza. La naturaleza nada sabe de esto, las divinidades tampoco. Ante las horrendas fauces del caos debemos aferrarnos a algo, que es la moral. ¿Cómo el bebé puede ser un hombre bueno? Con el amor de mamá , con el amor de p…pé…. petes… El amor estaría en la base de la distinción entre bien y mal, función de la moral, dentro de un contexto social. Se me acaba el aire. Gatos y tigresas acuden a mi cama. Hay un baldaquín, hay la palabra, pero tendría que consultar el diccionario. Nada fuera de la cama, esperan las horribles fauces, mandíbulas capaces de soportar una tensión brutal. Muerdo un maní cuyo sabor me place, me chupo la sal del dedo gordo. Menos mal que tengo mi moral, más bien que si no la tuviera. Pensar y pensar un fundamento cuando el gato caos cae de visita a los pies de tu cama. El perro guardián que cuida al policía me cuida o no me cuida a mí. Recién empiezo y ya sé que necesito un arma. Técnica, no moral, herramientas, instrumentos, grandes máquinas, para salvar mi vida de las horrendas fauces.


16 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Huemules, Mariano Barbieri (2020)

Irse de un lugar significa muchas cosas: pensar tu futuro fuera de ahí, buscar inmobiliarias, que un señor petiso y gordito la presente como si fuese suya, ponerla linda para cada visita, tener un cartel horrible y con una tipografía roja bold colgando del frente y que varios extraños vean tu casa como si fuese suya. ¿Qué hace esa chica con cara de perro chihuahua y sus dos chicos corriendo por mi living? ¿Qué hace esa viuda con olor a morgue levantando la nariz en mi cocina e imaginando su vida en donde transcurre mi vida? ¿Están locos? ¡Es nuestro living y ahí está nuestra biblioteca!

 

32 páginas
Arte de tapa e interiores: Tobías Beltrán Núñez

Arte contemporáneo, Marcos Perearnau (2020)

Una artista propuso que sesionara el público en el Parlamento. Y tuvo la buena fortuna de ganar una beca internacional que le permitió realizar su proyecto. Quienes asumieron aquel día sus funciones legislativas, lo hicieron tan bien que se les pidió si podían hacerlo al día siguiente. Los diputados y senadores aceptaron gustosos no ir a trabajar, además de considerar como bien visto apoyar iniciativas artísticas y creativas. Y, a decir verdad, a todos les pareció simpático y divertido que el Pueblo, así denominaron al público, tuviera una experiencia semejante. Sin ir más lejos era uno de los principios e ideales de la forma de gobierno que se daban a sí mismos.

 

56 páginas
Arte de tapa e interiores: Marcos Perearnau

Encuentros, Luis Thonis (2020)

Encuentro con Osvaldo Lamborghini (1981) 

L.T.: Las referencias al gauchesco, el tango, el lunfardo, las glosolalias hacen a una poética –en Poemas– que recorre diversos tópicos de nuestra literatura, la reescriben. ¿Se va engendrando otro lenguaje, de señas inciertas, por ejemplo, “Soré y Resoré, divinidades clancas de la llanura”? ¿Piensa que una nueva escritura sólo puede nacer de una “vieja lengua”, de su tesoro verbal?
O.L.: Inscribir lo ya escrito, inscribir. El parche glosolálico –batirlo– es un triunfo momentáneo, breve, de cierto exceso de sentido: el paqué de Girondo de En la masmédula resucita a millones de hablantes frescos como lechugas, y decapita, afortunadamente, la tartamudez engolada de los catedráticos. Son demasiadas las lenguas que se añudan en la Argentina. Y el aquí me pongo a cantar, la potencia doble de poder decirlo, es un buen ejemplo de glosolalia feliz.

 

Encuentro con Néstor Sánchez (1989)

L.T.: En su caso, Néstor Sánchez, lo clandestino es algo fiel a sí mismo porque hay una estética. Pero puede ser el oficio más unilateral cuando se trata de determinar la marginalidad cultural, no hablo de la social. Hay, por cierto, mucha vanguardia que declama estar “fuera” cuando es notorio que está perfectamente ubicada como el cortesano en el ala del palacio. Recuerda la paradoja del barbero que no puede afeitarse a sí mismo. Abundan los “anti”, tanto que “cultura oficial” ha llegado a ser una expresión sin significado… con la chata jerga que cultivan no pueden estar en contra de nada… de la literatura tal vez sí.
N.S.: La antiliteratura es eterna. Por eso mi libro se llama La condición efímera. A diferencia de otros libros míos se escribe en torno a disyuntivas éticas.

 

28 páginas

 

La ceniza en el piso, Mara Pedrazzoli (2020)

Crisis, empeoramiento, exceso, paroxismo, modificación, perturbación, dificultad, desorden, depresión, desequilibrio, confusión, inquietud, desconcierto.

Si no hay alguien al menos que haya un marco.

¿Cuál es la antigüedad de una intriga?

Ya verás o tus ojos mostrarán la distancia.

Perder el orgullo y acompañar, como hace el viento.

Cada pensamiento, un tono del mar.

Siempre adelante, como el significante.

Hablo, ya madura el silencio.

Hacer siempre lo mismo pero de otra manera.

No hay nada suelto en el cuerpo humano.

Un espejo retrovisor para mirarse a los ojos siempre.

Todo lo que veo me habla.

La locura es eso que está de más.

No todas las cosas que pasan tienen zócalo.

No hay pobres o ricos, hay gente que la pasa bien y gente que la pasa mal.

 

36 páginas
Arte de tapa: Matías Tomás

Contra Regazzoni, Lucía Aguirre (2020)

Miserable, falso, mentiroso.

Cerdo sucio misógino.

Facho, racista, lamebota de los oligarcas.

Ser despreciable y execrable.

Su obra era una mierda.

Era un pésimo artista.

¡Mamita! Qué feo era.

Detestable.


16 páginas
Arte de tapa: Carlos Regazzoni

Atiza el sol sobre la parrilla de la siesta a la sombra verde de otro invierno, María Lucesole (2020)

No fui yo, fue en otro lado,
donde la vida existía,
y el pasto sobre las vías,
y las vías bajo sus trenes,
y sol, nubes y jejenes
ponían ruido a la tarde,
y sin pensar en alardes,
los mates eran cebados
a uno y a otro lado
como un pacto con la mañana,
y no era todo, la cama,
desarreglada hasta tarde.

Y los pájaros venían
a cantar en claraboyas
y eran alas y eran boyas
las antiguas letanías.
Mientras escriba estoy viva,
me digo mientras me muero.
Otra alma tener no puedo,
a veces me encantaría
tirar al cielo la mía
y atajar la que tire el cielo.

 

12 páginas
Arte de tapa: Ignacio Barsaglini

La fecha de vencí, Gabriel Cortiñas (2020)

[Son más de cien. Ingieren sólo lo necesario para subsistir. Casi no ven la luz del día. Ocupan la mayor parte del tiempo rezando. Visten overol naranja. Alguien afeita sus cabezas cada dos días. Están en un templo accidental que llaman Guantánamo.]

 

20 páginas
Arte de tapa: Sara Bosoer

Peleas, Sebastián Pau (2020)

Una tarde fui a buscar a Nelson y Laura abrió la puerta, llorando. Nelson me pegó, dijo desesperada, todavía hermosa. Dónde está, pregunté sin salir de mi asombro, en el pool, dijo ella y di media vuelta, corrí una cuadra hasta la sede del Club Artigas. Desde la calle le grité a Nelson que saliera. No demoró en pararse frente a mí. Llevaba una gorra con visera y chomba roja por debajo de la cintura, el pantalón holgado. Temblaba de pies a cabeza tartamudeando palabras incomprensibles. Levanté mis ojos hacia los suyos y le dije que empezara a correr. Hizo veinte metros cuando lo alcancé con mi puño en la espalda y se desplomó. Lo ayudé a pararse, juró que no lo iba a hacer más.

 

20 páginas

Encontré algo y no sé dónde guardarlo, Malena Saito (2020)

Ojalá nadie me deseara el mal
Ojalá pudiera escribir cosas buenas
Ojalá este champagne fuera un reflejo del porvenir (burbujeante)
Ojalá tengamos siempre éxito en lo que emprendamos
Ojalá siempre alguna persona me diga
te mereces ser feliz porque tus gestos son buenos
y ojalá mis gestos siempre sean buenos
Ojalá siempre tenga honor
Y ojalá haya siempre una persona dispuesta a alzar su copa
por mí

(yo alzo mi copa por vos)

 

24 páginas
Arte de tapa: Sara Bosoer

Yo no sé nada pero sé muchas otras cosas, Manuel Alemian (2019)

Escribo y pinto

Escribo con tres dedos.
El elemento cambia.
El movimiento es igual.
Crudo y finito.
Crudo.
Manuel crudo.
Multiplicado.
Alemian desbocado.
Pinto y escribo lo que dibujo.
Rayado y pleno.
Tensión y movimiento.
Animaciones quietas.
Pigmentos ideales.
Sonidos cromáticos.
Ideas vibrantes.
Gama flotante.
Crudo flotante.
Saturación y fuerza.
Plenos, planos, líneas y fuerza.
Gama poética.
Incursión estética.
Color e idea.
Colores parlantes.
Pinta texto.
Verso color.
Artefactos y versos.
Plenos y viñetas.
Violento, quieto y pintado.
Alemian en su tinta.
Vibraciones sin movimiento.
Pinto porque siento.
Multifuncional y personal.
Pigmentos y guiones.
El origen se desconoce.
Alemian tiembla.
Color y líneas.
Una incursión al color.

36 páginas
Arte de tapa: Javier Fernández Paupy

 

Que alguien nuevo llegue, Jacqueline Golbert (2019)

7/

Lo único que decimos
¿el gato comió?
¿conseguiste trabajo?
limpia las piedras
deja agua en la heladera
limón dulce de leche pan
que nunca falte
en nuestra heladera
no tenemos plata tenemos dólares
que cambié de un primer sueldo
ahora estáis sin trabajo
y yo cagada de cosas
sois un bicho posado en la cama
interte insomne sexualmente prendido
de tanto porno de día a la noche no daís maís
lo que sí voy a extrañar
cuando tu piel dulce y blanca
abandone esta idea
en la pareja
si la heladera
se deja mal cerrada
se echa a perder todo
la comida empieza a ser lo único importante.

 

24 páginas
Arte de tapa: Muriel Bellini

Plaza Italia, León Pereyra (2019)

LA FERIA

1 boulevard.
2 veredas.
1 isla.
1 transatlántico encallado.
40 puestos:
2 filas de 20
espalda contra espalda.

3 metros de venta.
365 días del año.



Arte de tapa: Nacho Gump
20 páginas

Boeing, Jorge E. Bustos (2019)

 Entonces huyen, impasibles, para el lado de las vías muertas hacia el bosque y de ahí hasta el alambrado que les corta la llegada al Aeropuerto Internacional, borrándose hasta que a Los Zorros se les pase la furia, ellos también recontra cogiéndose y masacrando a cuanto pendejo del rancherío se les cruce para vengar a la pendeja zorra muerta, y así, hasta que se tranquilizan. Eso llevará un tiempo, lo saben, pero igual van a estar pegando la vuelta cuando la luna baje un poco, porque tienen que descansar para atender el boliche luego, pero ahora, mientras caminan insomnes por las vías muertas echando un vapor de hielo por las narices, con las pijas duras con restos de leche pastosa, y con las pelotas hinchadas, huelen en las manos cuando se manosean la chota, y lo huelen, el olor de la sangre de la pendeja reventada y un poco de olor a concha y ansían cruzar el puente de vías por encima del río (o arroyo), para después meterse en la picada de yuyales altos entre los primeros árboles del bosque y ahí hacerse una paja antes de lanzarse enloquecidos en lo más denso del bosque denso, donde cuelgan los cadáveres a veces frescos a veces putrefactos en distintos grados depende del momento en que fueron colgados, y también los pozos con restos de los ejecutados por la metralla de los Oficiales de Justicia Militarizados que custodian el Aeropuerto Internacional.

16 páginas
Arte: Iñaqui Otero

Todavía no amanece, Nicolás Moguilevsky (2019)

Un ojo lloraba y el otro reía
cuando recordaban todo eso,
lo que habían vivido.
El sabor de la infraestructura
en su encuentro con las catedrales,
la sed del salón gótico político
en llamas que imploraban al cielo.
Con grandes cuadernos,
papeles de alto gramaje
y pinceles de pelo de marta rojo pálido,
con el riesgo de la espera al preguntar
(un foro de personas dispuestas
a hablar y a decirse algunas cosas
mirando una pared ya iluminada)
por la manzana de la respuesta,
se reunieron a lo largo de una loma
en la fuente que un proyector hizo posible
(risas y llantos por adelantado).
Ahora se escuchan voces que recitan
(y cuando aquel que reía se aburre,
el otro no hace nada para divertirlo)
pero ellos quieren estar juntos para crecer,
gritar en ciudades ajenas
y mirar el mapa
que preside el comedor
(un viejo plano
de un lugar distante)
o atender al veredicto.

 

Arte de tapa: Flor Sánchez Elía
20 páginas

 

Ciencia normal, Nicolás Ricci (2019)

3.

Se abre la garganta en un tajo prolijo
en cien momentos áridos,
la piel entumecida,
la angina derramando
de a poquito y sin
apuro
ni
paciencia aquella resina inglesa
que echaron en el casco de los barcos
para que no filtrara,
para que no se mezclara
el mar de adentro con el mar de afuera.
Que afuera también es puro idioma.


18 páginas
Arte de tapa: Nacho Gump

Retratos, Jorge Quiroga (2019)

24 páginas
Arte de tapa e interiores: Jorge Quiroga

Ayer, Cecilia Pavón (2018)

Ayer escribí en mi mente un poema que era así:
       Cambié Cambié Cambié Cambié Cambié


16 páginas
Arte de tapa: Francisco Garamona

El pueblo está más seguro, Luis Thonis (2018)

La Argentina es el país del psicoanálisis y castrar a un psicoanalista aquí es como matar un policía en Londres.


44 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Neuronías, Franco Massa (2018)

Lo último que supe es que un artista conceptual quiso hacer la telaraña más grande del mundo y que trajeron 10.000 arañas de Corrientes, que se comieron entre ellas y después, se comieron la tela, que solo quedó un cuarto vacío con grillos a los que les quitaron las patas, en el piso, muriéndose de a poco, sin poder comer y un olor a cementerio.


32 páginas
Arte de tapa: Franco Massa

Scratching Proust / Escruchando a Proust, Mariano Fiszman (2018)

blues de mamá

por más que te burles
por más que te burles de mí

por más que te burles
por más que te burles de mí

era la bue
era la buena é
era la buena é
poca en que andabas bien

era la buena é
era la buena é
poca en que estabas
bajo mi gobieeeeeerno

no era la época en que andabas
nada mal
no era la época en que andabas
nada mal

sin medicamentos inmorales

obligado a hacer
lo que decía tu mamá

sin medicamentos inmorales

obligado a hacer
obligado a hacer
obligado a haceeeer
lo que decía tu mamá


32 páginas
Arte de tapa: Chris Russell

Mi corazón es un tiburón blanco, Valentina Vallejos (2018)

No tenía cigarros y fumaba el té de las bolsas que botaban en la basura y con eso mi deseo de dejar de ser puta me iba ahorcando. Estaba casi asfixiada y salió este anuncio de la editorial que buscaba escritores nuevos, pedían dos manuscritos y yo tenía S.C.U.M. y tú, la ameba del Pop Art, mi obra de teatro.
Podría haber escrito otra cosa pero en vez de eso me obsesioné con tu bisoñé.
Tú, rubio falso, cuando saliste de tu depresión, contestaste el teléfono y con toda la indolencia presente en todo el legado maricón que has dejado, me dijiste que lo habías perdido.
Lo perdió.
¿Qué me dirías tú, el muy maraco, si te hubiera perdido una de tus fotos polaroid de Elvis Presley?
Otra depresión y de dos semanas. 


32 páginas
Arte de tapa e interiores: Nacho Gump

Profetas del cauce, Adrián Minzi (2017)

Las calles de barro
rodean construcciones de chapas
afanadas de esos tiempos donde todavía
el tren llevaba carga.
Las envuelve un espacio a mitad de camino
entre ruinas precolombinas
y residuos plásticos multinacionales.
La ciudad se convirtió en paisaje
inamovible, lento, arrugado
como los árboles piedra que esperan perder
las últimas gotas de agua.

 

16 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

La cascada de tu pelo enredado, Lorena Ludo (2017)

II

Caminé por las calles de tu barrio,
de tu barrio infinitamente superior al mío.
Volteé en la esquina de tu casa,
y viendo en tu ventana una lámpara prendida
me imaginé la cascada de tu pelo enredado
cayéndote sobre la cara donde la luz
enriquecida por mi tristeza se volvía
pura ceniza en ciertos ángulos.
A vos tan fugaz y encantadora:
tuve miedo de no volver
a encontrarte en otra fiesta.

 

24 páginas
Arte de tapa: Nati Cristo

La llamada exterior, Nicolás Moguilevsky (2017)

Un psiquiatra (el ser social más conmovedor)
que tenga su consultorio en un rescoldo ático
(un lugar de esos que intrigan, que excitan)
recibirá a una mujer de fuertes piernas, o un drogadicto productivo,
quienes darán a sus conclusiones la humedad necesaria
del que interpreta el síntoma que la consulta canceló
y, en su búsqueda, en su cuadro, en el documento que lo certifica
como profesional de la salud, apasionante experto,
consumirá sustancias prohibidas por la ley pero aprobadas por él.



16 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Fumo, Manuel Alemian (2017)

Entro al bar. El café con leche me está cayendo mal. Un té y dos medialunas de grasa. La bombacha de la moza es rosa. La miro y se da cuenta, pero no hace nada, no dice nada. Apago el pucho. Mojo las medialunas en el té para ablandarlas. Termino de comerlas y prendo un pucho. Miro por la ventana, hacia afuera, o miro adentro, a los clientes. Veo qué hay en la tele: ahora no hay nada, está apagada. Saco la agenda y reveo lo que tenía pautado para la semana. Guardo la agenda, llamo a Romina, la moza, pido la cuenta; todos los días me parece caro. Igual le dejo propina.

 

24 páginas
Arte de tapa e interiores: Nacho Gump

Luz variable, Sergio Rienzi (2017)

Ahí estaba el gato, arriba de la mesa, espiándome, mirando todo con sus ojos amarillos y salí al balcón y pensé, esta noche la curiosidad no va a matarte.

 

12 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Sobre los nombres, Javier Barilaro (2017)

El Príncipe

Le puse Michiguay.
Como Paraguay pero sin el “para”
con “michi” en su lugar.
En realidad, Michiguay
es el nombre de su Imperio.
Donde está, es el Príncipe del Michiguay.
Su nombre es Tomás Más.
Es la reencarnación del inglés Thomas More
al que en España llamaron Tomás Moro,
autor de Utopía.
Los hindúes dicen que uno muere
y reencarna en otro ser.
Si se portó bien, reencarna en un ser superior.
Thomas reencarnó en una panterita negra
que vive en su utopía
y se llama Michiguay.

 

12 páginas
Arte de tapa e interiores: Javier Barilaro

Avenida de Mayo, Ariel Clerice (2017)

Descanso contra la pared, agudizo la vista. Manchas de luces resbalan como peces sobre nuestra ropa negra y la vieja pantalla borrosa transmite videos analógicos de memorables resplandores pasados. El humo azul de los cigarrillos forma nubes protectoras contra el cielo gris de la nave central. Ronda una joven morocha pero no deseo, besos ni palabras, necesito una, cualquier canción adecuada, extender las alas del vampiro. Planet Earth. Giros de pies y movimientos de brazos a gran velocidad agitan el plano astral de mi configuración etérea y subo relajado a la superficie.

 

16 páginas
Arte de tapa: Nacho Gump

Not serbian, Alejandro Rubio (2017)

III

Había una vez una princesa
que una diosa
egipcia semejaba,
pero se creía moderna, inclusión
masiva de gentes con derecho.

Y hubiera debido gobernar por siempre.

Como no fue posible, ante dos
opciones prefería las dos
y ninguna, preocupada por sus chicos,
no le interesaba quién ganara,
se limitaba a cruzar a las dos.
Grandes expectativas.

No.
No.

Estaba equivocada.

Nunca ofrezcas el Estado al diablo.

 

12 páginas
Arte de tapa e interiores: Nacho Gump

Historia de una fuga, Jorge Quiroga (2016)

ERDOSAIN: ¡Qué se muera! Decía, yo no la quiero, se murió dentro de mí, le amputaron los brazos y se ahogó. Si vive o no vive es cuestión de ella. Dejame no me interesa, a ves pienso si significó algo, yo sabía que estaba mintiendo.
ELSA: Mi pobre ángel, ¡cuántas cosas tristes!
ERDOSAIN: Te pasó lo mismo, ¿no es cierto, Elsa? Como despreciaste la vida que llevamos juntos, al final ese desprecio se volvió contra nosotros. Vos la pisoteaste Elsa, no te importó, decime que no te importó, porque me voy a volver loco. ¿Qué hice, Dios mío que hice?

 

40 páginas
Arte de tapa: Jorge Quiroga

Lo que más me gusta de mí es la i, Sebastián Schillaci (2016)

La ebria drogadicta de la plaza, que sabe todo de mí, dice que ella está atrapada en el castillo esperando la aurora. OK. ¿Pero yo qué hago mientras? Igual esa vieja es una idiota, se me acabó la plata para la cerveza de plaza y ya no quiso explicarme nada. Eso es lo malo de los sabios urbanos, sin drogas o alcohol no te dicen nada, y no es bueno andar sin dinero pidiéndoles explicaciones, más cuando el marido de estas sabias está con el pico caliente, y lo pacífico no es justamente su fuerte.

 

24 páginas
Atrte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Mariel y el Capitán, Nacho Gump (2016)

 

12 páginas
Arte de tapa e interiores: Nacho Gump

Paisaje, Santiago Erausquin (2016)

Caminando hacia la playa, un nene de la misma edad que tenía yo cuando vine por primera vez a la costa, le preguntó a su mamá si ésta era la “playa gay”. La madre no le contestó y apuró el paso. Es que el nene señalaba a dos ancianos bronceadísimos que apenas con unos taparrabos disfrutaban del mar mientras cacareaban y gesticulaban con ademanes grandilocuentes. Desde la rambla se los distinguía perfectamente.

 

20 páginas
Arte de tapa e interiores: Santiago Erausquin

Mamá sacó una foto, Fernardo Bonfiglio (2015)

El sol es un disco negro-anaranjado
en ese futuro
de tus ojos, abuela,
abuelita. Otro falso sentido
en la perduración de un misterio.

15 de agosto de 1992.

 

36 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Abandono de persona, José Fraguas (2015)

−¿A cuánto las vende? ¿Diez pesos? ¿Cuánto quieren ganar? Yo vendo de dos pesos.
−Lo que pasa es que vos sos la baratija.
−Y ayer estuve en lo de la Rita. Una mugre. Yo me había echado perfume, me había peinado. No voy más. Sabes lo que era, nena, los chicos. Los pelos duros. La nena tenía una camperita violeta, no sabías si era violeta o qué color era.
−Cómo no se va a enfermar la nena.
−Escuchame, una camisetita, y eso solo arriba, el polar es calentito cuando vos te pones otra cosa abajo. “Tiene poleritas que yo le regalé” dijo la mamá. “Poleritas lindas y no le pone”. Yo hago que se las ponga.
−Lo importante es el pecho y la espalda, después si quiere andar desnudo abajo...
−El pecho es lo principal, los pulmones.
−Porque son fríos medios falsos. Un día te hace calor de golpe, un día te hace frío. El nene de nosotros está engripado, blanquito.
−La nena andaba con una calcita media rayadita, no sabías si era rayada o de qué color era, y sin medias ¡Sin medias!
−Todos los días le compra medias.
−No sé que hace porque no le pone nunca.
−¿Cómo hace esa nena para sobrevivir así?
−Y ahora se le murió el perro.
−Que se le muera todo.
−El grandote se murió, el Beto, tomó agua y murió y murió el chiquito también. Dos murieron y la perra, la Estrella, tenía mal una pata. Está todo contaminado.

16 páginas
Arte de tapa: Nicolás Moguilevsky

Dylan en el desierto, Marco Castagna (2014)

Paso la aspiradora por la alfombra demasiado sucia, hace como seis meses que no lo hago. Paso la aspiradora y pienso en dos manchas que están pegadas, adheridas a la alfombra. Las dos son mías o de la época en la que el departamento fue mío. Trato de recordar cuando se hicieron, hace cuanto que están ahí. La primera es una mancha de café y tiene aspecto de isla o de zona erógena monstruosa. La segunda es más oscura y tiene aspecto de una figura que corre y es alcanzada por un disparo que la hace estallar. Las dos manchas clavadas en el piso como figuras de un test de Rorschard, una de las pocas cosas que dejo al irme.

 

16 páginas
Arte de tapa: Nacho Gump

Vacaciones, Federico Hoffmann (2014)

Levanto el teléfono de la casa hermosa y llamo a la mía, atiende el contestador con mi voz y me resulta extraño escucharme.

 

44 páginas
Arte de tapa: Corina Martínez